“Los abusos del clero son un cáncer a extirpar”

El noticiario vasco Deia publica unas palabras del obispo de Bilbao, D. Mario Iceta, sobre los últimos acontecimientos ocurridos dentro de la Iglesia:

“Los abusos cometidos por el clero son un cáncer que requiere ser extirpado de raíz y prevenido”. Con estas palabras, el obispo de Bilbao y presidente de la subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal, Mario Iceta, reaccionaba así a los últimos escándalos sobre abusos sexuales en la Iglesia católica.

Ante este sombrío panorama, Iceta reconoció que las noticias de los últimos días son “terribles y desgarradoras” para la Iglesia católica.

Según el obispo de Bilbao, este tipo de hechos “constituyen un cáncer que requiere ser extirpado de raíz e intensamente prevenido con todas las medidas a nuestro alcance”. “Y con estos elementos de tolerancia cero y de prevención máxima, tenemos que hacernos día a día dignos de la confianza de las familias que nos confían el tesoro más precioso que tienen, que son sus propios hijos”, reconoció de forma tajante el máximo responsable de la Iglesia vizcaina.

Monseñor Iceta afirmó que este es “un reto” en el que los representantes de la Iglesia están “inmersos”. “No podemos defraudar, ni a las familias, ni a la comunidad eclesial ni a la sociedad en general”, advirtió el obispo de Bilbao.

El prelado se refirió también a la situación de la familia, objeto del encuentro que se desarrolla en la capital de Irlanda, Dublín, que comenzó con una participación récord de más de 37.000 personas de 116 países, un evento que contará con la presencia del Papa Francisco.

A juicio de Iceta, existen “aspectos positivos, aunque siempre mejorables”, como la “adecuada calidad educativa, la sanidad y protección social, la solidaridad y generosidad”. Sin embargo, cree que hay “otros desafíos a los que responder” como “el paro, las desigualdades, las pobrezas, las familias vulnerables y en riesgo de exclusión, la violencia en la sociedad y también en el seno de las familias”.

Además, alertó de “la indiferencia, el individualismo, el egoísmo, la injusticia y los condicionamientos ideológicos de diverso signo” instalados “en diversos ambientes la indiferencia”. “Tenemos que ayudar a la familia a crecer y sostenerla en sus dificultades. Ayudar a la familia es ayudar a la sociedad entera y a la misma Iglesia”, apuntó.

VIAJE A DUBLÍN Mario Iceta encabeza la delegación que partió desde el aeropuerto de Loiu hacia Dublín para participar en el Encuentro Mundial de las Familia.

Tras la apertura simultánea del Encuentro Mundial de las Familias en todas las diócesis de Irlanda, desde este miércoles, se celebra un encuentro de tres días sobre el tema El evangelio de la familia: Alegría para el mundo.

Este artículo también puedes leerlo aquí:  “Los abusos del clero son un cáncer a extirpar”