Jim Carrey: «El sufrimiento conduce a la salvación»

Jim Carrey, actor cómico en películas como «La máscara» o «El show de Truman», habla abiertamente de Cristo, exponiendo su intimidad. Así nos lo transmite Aleteia:

Más conocido por sus interpretaciones cómicas en Hollywood, Jim Carrey tomó el micrófono para dirigirse e inspirar a un público inusual del centro de reinserción Homeboy Industries, en Los Ángeles, en junio de 2017. El vídeo de su discurso se hizo viral:

En el discurso, publicado en YouTube, el actor se expresó abiertamente sobre sus reflexiones sobre el perdón y la gracia con unas palabras de motivación para antiguos miembros de bandas que trataban de dar un giro a sus vidas y compensar con su ayuda a la comunidad.

Carrey lo reconoce habla de los desafíos que él mismo ha enfrentado, describiendo a los antiguos presos cómo “el sufrimiento conduce a la salvación”.

El actor también compartió con los oyentes sus impresiones sobre tomar la decisión correcta cuando se intenta salir adelante:

“De algún modo tenemos que aceptar y no rechazar, sino sentir nuestro sufrimiento y sentir nuestras pérdidas. Y entonces tenemos dos posibles decisiones: o decidimos cruzar la puerta del resentimiento, que conduce a la venganza, a causar daño a uno mismo y a los demás; o cruzamos la puerta del perdón, que conduce a la gracia”.

El mismo Carrey habla del sufrimiento por experiencia propia, ya que ha luchado contra la depresión y un trastorno bipolar.

El actor señaló ante su audiencia que el simple hecho de estar allí reunidos en Homeboy Industries era el primer paso positivo para encontrar la gracia:

Habéis tomado la decisión de atravesar la puerta del perdón, hacia la gracia… igual que hizo Cristo en la cruz. Él sufrió terriblemente y quedó roto, hasta el punto de dudar y sentir un abandono absoluto, algo que todos ustedes han sentido. Y entonces había que tomar una decisión, la decisión de mirar con compasión y con perdón a las personas que causaban ese sufrimiento o la situación que causaba se sufrimiento. Y así es como se abren las puertas del paraíso para todos nosotros”.

Este fue el valiente e inusitado gesto del humorista de 55 años que normalmente apela a su público con su humor particular y sus extravagantes distorsiones faciales.

No era la primera vez que Carrey habla en público sobre religión, aunque en el pasado sus comentarios habían sido más genéricos sobre espiritualidad que específicamente cristianos.

Si quieres leer el artículo completo, puedes hacerlo aquí: Jim Carrey se pone serio y habla de Jesús