¿Los nuevos totalitarios?

En un artículo del diario argentino Clarín, recibimos la triste noticia, una vez más, de actos ofensivos a los cristianos. Os propongo rezar un avemaría como desagravio al Señor y a Nuestra Madre que son los gravemente ofendidos:

Teatro municipal de Rafaela en Argentina, la sala llena y para sorpresa de buena parte de los espectadores, el viernes se presentó la obra DIOS en el Centro Cultural Municipal de la ciudad de Rafaela, cuyo contenido generó una polémica inmediata y fue considerada un agravio para la comunidad católica y una provocación por las autoridades eclesiásticas de la región.

Con algunas modificaciones, la obra reflejaba la ceremonia de los católicos y se cantaban canciones de misa que lograron cierta interacción con el público. Pero luego subieron sobre el escenario una imagen gigante del papa Francisco y la Virgen María y, sobre ellas, dos personas desnudas comenzaron a colocarles pañuelos verdes -con que se identifican quienes están a favor de la legalización del aborto- e invitaban al público a recorrer el escenario.

Las fotografías de personas ofendidas en su sentir con la obra comenzaron a circular en las redes sociales, acompañadas de un texto alusivo que repudiaba el acto.

La noticia no tardó en llegar al Obispo de Rafaela, Luis Fernández, quien en un comunicado recogió los sentimientos de buena parte de los asistentes considerando la obra como «un agravio al espíritu religioso que no colabora con la pacificación anhelada de nuestra sociedad».

«Consideramos necesario unirnos a las diversas manifestaciones que, de manera especial en las redes sociales, expresan su dolor y su repudio hacia estos hechos«, advirtió.

«la mencionada obra es un agravio al espíritu religioso, y que no colabora ni a la pacificación anhelada de nuestra sociedad ni al debido respeto al ejercicio de las creencias que conviven pacíficamente en nuestra Patria. Este hecho duele profundamente, y así lo sentimos de manera especial los católicos de Rafaela».

El artículo íntegro puedes leerlo aquí: Clarín