“No llevo aquí ni dos semanas y ya he sido más feliz que en toda mi vida”

Marisa Macicior, madrileña de 22 años y postulante en el monasterio de las Clarisas de Monzón, explica a «Iglesia en Aragón» qué le llevó a aparcar la carrera de Psicología en su último curso para abrazar “con libertad” una vida alejada de toda ambición mundana. Como explicó el obispo de Barbastro-Monzón, don Ángel Pérez Pueyo, en la ceremonia de entrada, “no deja algo que sea malo o prohibido, ni hermoso y bueno por nada, sino por algo (Alguien) sublime, excelente, que lo llena todo”. Ella explica por qué:

 

Puedes leer el artículo completo aquí: “No llevo aquí ni dos semanas y ya he sido más feliz que en toda mi vida”