Porque no todas las historias de amor son como en las películas… Muchas veces son mejores.

¿Qué quieres de mí Señor?

Fuente: «Le dije que sí»

Artículo anteriorSa­cer­do­te mi­sio­ne­ro: “El plan que te pro­po­ne Dios es lo más apa­sio­nan­te que hay”
Artículo siguiente[Meditación] – La Ley Del Amor