Ya se han ordenado

En la Iglesia volvemos a disfrutar de la gran alegría que supone cada ordenación. Damos gracias a Dios y rezamos por ellos para que sean muy santos. La Archidiócesis de Valladolid es, en este caso, la afortunada:

Coincidiendo con la solemnidad de la natividad de san Juan Bautista, la catedral de Valladolid se vistió de fiesta para la ordenación de tres nuevos presbíteros, uno de ellos, Raúl, para la diócesis de Lichinga, en Mozambique, y José David y Jaime Pablo para nuestra diócesis vallisoletana. Don Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de la diócesis metropolitana, exhortó a los nuevos presbíteros a ser profetas de buenas noticias; a ser artífices de paz y caridad allá donde vayan y a no olvidarse de los pobres. El prelado también les indicó que jamás se olviden de mantener una vida intensa de oración, porque en ella veréis los cielos abiertos y es lo que dará sentido a vuestra vocación sacerdotal. Nos alegramos por el sí de estos tres nuevos sacerdotes y pedimos al Señor que siga enviando personas dispuestas a entregar la vida en esta vocación.

Os ofrecemos la siguiente entrevista en la que nos cuentan su historia:

El artículo original puedes leerlo aquí: TRES NUEVOS PRESBÍTEROS