¡Cuidado! Puede que te juegues el puesto si vas contra el aborto.

Un funcionario del gobierno de la ciudad se come una torta con forma de Cristo y es ratificado en su cargo. Una periodista se expresa en contra del aborto y pierde su trabajo. Así están las cosas en la Argentina y en muchas partes del mundo.

Decir hoy que no estas a favor de la ley del aborto te puede suponer que te quiten del trabajo, que te releguen de tu partido político o que ya no cuenten más contigo. Y es que la libertad de expresión está muy bien para algunos pero para otros, no tanto.

Aquí te dejamos el vídeo en el que Amalia Granata cuenta porque la despidieron de su programa de Televisión.