Iba para Juez y hoy es monja.

El pasado 20 de mayo, en la parroquia de Santa María la Redonda de Villamiel de Toledo,  María Blanca del Sagrario, emitió los votos solemnes como consagrada en la Fraternidad María Estrella de la Mañana.

Esta orden es «una realidad eclesial católica» de vida consagrada fundada por el hermano Abraham de la Cruz y cuyo carisma es la unidad y el diálogo y amor entre judíos y hebreos.

María Blanca es natural de Guadalajara, tiene 39 años y después de cursar sus estudios de Derecho, se preparaba para las oposiciones como juez hasta que conoció la Fraternidad y decidió consagrar a Dios su vida en ella.

Fuente: La Crónica de Guadalajara.