La vocación suele venir mediante un discernimiento personal en un momento crucial de tu vida en el que Dios te muestra claramente el camino hacia Él. Esto ocurre, normalmente, a través de otras personas, la dirección espiritual y mucha, mucha Oración para hablarlo con el Señor que es al que hay que darle un «sí» generoso y valiente.

Pero hay casos, como el de D. Antonio María Domenech, sacerdote youtuber, también conocido como «Sotana Rural», que quiso ser sacerdote desde que tenía 4 años.

No te pierdas este vídeo testimonio, tan bonito y a la vez divertido.

 

Artículo anterior40 años dando cariño
Artículo siguienteFrancisco: El Espíritu mantiene joven el corazón