Emocionante investidura de una joven clarisa

Carmen D’Agostino se convirtió en la Clarissa Sor Maria Vittoria della Croce. Esta joven ve su sueño cumplido, iniciando un camino para entregarse por entero a Dios y a la Iglesia.

Vestida como una novia, de blanco, acompañada de su padre en el altar, con un ramo de flores en la mano, la joven quería hacer aún más evidente lo que estaba haciendo, convertirse en monja: su matrimonio con Jesucristo. Después de quitarse el vestido de novia, la Hermana María Vittoria hizo sus votos y fue vestida por una de las monjas de clausura del monasterio benedictino de San Ruggero.

Sucedió en Barletta, en la catedral local, en presencia del obispo Leonardo D’Ascenzo. Durante la ceremonia, en la que tuvo lugar el rito de investidura, marchó frente a parientes y amigos sonriente y con ojos felices.

Hay quienes sueñan con un futuro en el mundo del entretenimiento o una familia y aquellos que eligen consagrar sus vidas a Dios. Es el caso de Carmen D’Agostino, de 27 años que, a diferencia de sus compañeros y amigos, ha elegido convertirse en una monja de clausura

Os dejamos el vídeo de la emocionante ceremonia de investidura