La mejor testigo de una pedida de mano.

El pasado Domingo de Resurrección la Hermandad de la Resurrección y del Amor de Linares tuvo una doble alegría.

Además de la estación de penitencia que pudieron disfrutar y cuando ya se habían recogido en la parroquia de Santa Barbara, dos de los alumnos de la Guardia Civil que tuvieron el honor de escoltar los pasos se comprometieron en matrimonialmente delante de nuestros sagrados titulares.

Qué mejor momento que declararse el gran amor, como dijeron algunos al salir, que delante de Nuestra Madre y Señora del Amor Hermoso.

Fuente: Hermandad de la Resurrección y Amor