El equipo de baloncesto de la Universidad de Loyola-Chicago está siendo una de las revelaciones del March Madness (Locura de marzo), el periodo más intenso del torneo de la NCAA. Se han clasificado entre los 16 mejores, pese a no ser uno de los equipos más potentes. Pero más que de los jugadores, de quien se habla de es de una anciana de 98 años: la hermana Jean.
Jean Dolores Schmidt es una monja católica que tras dar clases en un colegio católico de Loyola, se convirtió en asesora académica de la Universidad y ahora, echa una mano con el equipo de baloncesto: además de rezar por los chicos, les da charlas de motivación antes de los encuentros (a los que asiste) e incluso analiza a los rivales.
La hermana Jean, que va en silla de ruedas y que recibe abrazos y carantoñas de jugadores y cuerpo técnico antes y después de cada partido, es toda una celebridad en Estados Unidos, sobre todo después de que el expresidente Barack Obama la felicitara en Twitter tras una victoria de sus chicos
Artículo anterior¿De verdad no lo ves?
Artículo siguiente“No llevo aquí ni dos semanas y ya he sido más feliz que en toda mi vida”