Elisa ¿No sabes a quien hemos descubierto? Es un chico increíble: guapo, elegante, respetuoso, súper comprensivo, buen trabajador y cortes. Lo tiene todo. Tú,  al conocer lo que te están contando tus amigos dirías: pero donde esta ese crack, yo tengo que conocerlo.

El príncipe azul lo puedes conocer no porque te lo cuenten sino por la virtud de la Fe que nos lleva es a un conocimiento de Dios sin intermediarios. Si conseguimos que ese conocimiento no sea intelectual sino vivencial ese encuentro cambia nuestra existencia.
Artículo anterior¿Qué hacer ante una ruptura matrimonial?
Artículo siguienteIdolatran a la juventud pero marginan a los jóvenes