En Emaus encontré la alegría.

Pilar Banús, concede una entrevista a Mater Mundi, dónde cuenta su testimonio de vida.

Pilar, nació en una familia católica. Dios estuvo siempre presente en su vida, pero al principio su relación con Él era más distante hasta que en un momento determinado a través de La Renovación Carismática comenzó en ella un camino nuevo de conversión.

Un camino, que a día de hoy sigue y que a lo largo de estos años considera que «Dios ha sido clave en su vida». Su vida, aún teniéndolo todo, le faltaba algo. En el movimiento de Renovación Carismática pareció encontrarlo. «Yo no sabía que en realidad estaba buscando a Dios, no ponía nombre a aquello que sentía, no me daba cuenta que lo que le estaba diciendo a Dios, es Ayúdame», explica.

Tras el fallecimiento trágico de su marido, en el año 2010, Pilar sintió como Dios en esos momentos tan difíciles le decía, «agárrate a mi, yo te sostengo». Desde ese momento, fue consciente de que ese era el único camino para vivir la situación que le había tocado.

Justo un mes después de la muerte de su marido, apareció en su vida El Retiro de Emaús, a través de una de sus hijas. «Me di cuenta que la capacidad de Dios para sorprender es infinita. En el Retiro de Emaús sentí una profunda alegría y que Dios la acompañaba con un mensaje claro: «Nunca te dejaré, jamás te abandonaré. No te pierdas la entrevista al completo.