«Las Hermanas Hospitalarias siempre han sabido que había que evolucionar»

Con una «emoción importante», un «poco abrumados» y aún sin tiempo para «reflexionar», las Hermanas Hospitalarias de Palencia asimilan el premio ABC Salud al mejor centro sanitario privado, con el que el jurado -integrado por Ana Pastor, César Nombela, Margarita Alfonsel, Enrique de Porres, Francisco Fernández, Nuria Ramírez de Castro, Eduardo Díaz Rubio y Diego Murillo- reconoce a una institución «referente nacional en el tratamiento de la enfermedad mental». Así han recibido un nuevo galardón en el historial de esta veterana institución de interés público, con más de 125 años de historia, sin ánimo de lucro e ideario católico que «cumple con los estándares más altos de calidad», destaca su director gerente, Javier Arellano. Un reconocimiento a sus más de 400 trabajadores, pues «la mayoría» de las iniciativas que ponen en marcha son impulsadas por ellos. Y una distinción que supone una «ventana abierta a la sociedad» para dar a «visibilidad» a la que durante mucho tiempo ha sido una labor más callada que, reconocen, tienen que «contar», ya que «hacemos cosas fantásticas» y «muchas personas se pueden beneficiar».

«Nos sirve también un poco para reinvidicarnos como entidad», señala Arellano, pues en su dilatada labor, que arrancó en 1889, han puesto en marcha «muchas terapias innovadoras» con las personas con enfermedad mental y con discapacidad a las que atienden, además de mayores.

La «experiencia y el bagaje» de más de un siglo de historia entregados a atender a los más vulnerables son los elementos que sirven para «compensar» esa falta de capital que una entidad sin ánimo de lucro como la suya tiene, en la que la apuesta por la «calidad» siempre ha guiado sus pasos. «Las Hermanas Hospitalarias siempre han entendido que había que evolucionar», y esto supone que «tenemos siempre como una tensión positiva», destaca Arellano. Muestra de esa evolución, el reconocimiento, hace tan sólo unos días, como centro libre de sujeciones, un avance en los cuidados asistenciales.

Deshacer mitos

Entre las personas que atienden en un centro con 550 camas y «prácticamente al cien por cien» de ocupación, las personas con enfermedad mental, un colectivo por el que desde sus orígenes se preocupó. Un tema, reconoce el director gerente de las Hermanas Hospitalarias, que sigue siendo un poco tabú. Y es que «si tienes una enfermedad de riñón o diabetes, se cuenta sin problemas. Si tienes una enfermedad mental, se trata de esconder», lamenta. Aunque «se han roto millones de barreras y ayuda mucho que se hable y quitar la parte de mito que tiene, queda muchísimo por hacer». La «mayor dificultad», reconoce, que «hoy por hoy, no se cura». Aunque, añade, es posible la rehabilitación y llevar una vida «normal». «Y en eso estamos, desde una visión positiva», apostilla, a la vez que reclama que «habría que hablar más de las cosas que consiguen» estas personas y «no tanto de la enfermedad».

Entre sus granitos de arena puestos para seguir avanzando y vencer esos mitos que rodean a la enfermedad, apunta Arellano, también está la «apertura» del centro a la sociedad, que comprueben cómo es su interior, pues «cuando la gente entra, ves que la cara les cambia por completo» al comprobar que están en un espacio que nada tiene que ver con los antiguos y oscuros psiquiátricos.

También, los mayores

Otro de los colectivos a los que prestan atención es a los mayores, importante más si cabe en una sociedad como la castellano y leonesa envejecida y que los estudios apuntan a que a nivel global también irá ganando años. Y aquí Arellano defiende el proceder con el que las Hermanas Hospitalarias ya atienden y que pasa por «tratar a la persona mayor con el respeto que merece» y que sean ellos quienes decidan «qué quieren hacer» y «dónde les gustaría estar». El centro, organizado en «pequeños hogares» en el que los ancianos siguen con su día a día, es un éxito.

Además, desde 2009, cuentan con una unidad de investigación y docencia para «incentivar a los profesionales» y, sobre todo, que sea «de campo, real».

 

Fuente: ABC

http://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-hermanas-hospitalarias-siempre-sabido-habia-evolucionar-201711200843_noticia.html