Gracias a cada uno de los abuelos y las abuelas porque con ellos realmente somos más familia.

Enorme este vídeo que nos anima a cuidar y no descartar a quiénes han hecho y hacen por cada uno de nosotros.

Y gracias a Hirukide, familias numerosas de Euskadi, por este fenomenal cortometraje.

Artículo anteriorNo sé si me acordaré de todo…
Artículo siguienteUn cáncer curado con la oración