El pasado 28 de septiembre algunos internos del Centro Penitenciario Militar visitaron, en peregrinación, el Monasterio del Paular.

Estuvieron acompañados de los trabajadores sociales de la prisión y del Pater Juan Carlos Pinto, capellán de la Prisión militar. La visita estuvo guiada por el Prior don Miguel quien con su calurosa bienvenida y acompañamiento enseñó a los internos por medio de una catequesis la historia y la vida de los monjes, especialmente la historia de la Cartuja con su exposición.

El ambiente de la peregrinación, según cuenta la pagina web del Arzobispado Castrense, estuvo lleno de inquietudes y fue una forma de desconectar y sentir la presencia de Dios y la misericordia que Dios tiene para con todos sin excepción. Finalmente, los internos terminaron el día dando gracias a Dios y al prior por la oportunidad valiosa que habían tenido.

Fuente: http://www.arzobispadocastrense.com/index.php/737-peregrinacion-al-monasterio-del-paular-con-los-internos-de-la-prision-militar

Artículo anteriorUna semilla que hay que cuidar
Artículo siguienteNovelas que resisten el paso del tiempo. Aquel Verano.