Que suerte vestir de uniforme

Esta mañana estaba, como todos los días, en mi colegio y en un determinado momento he tenido que ir a Secretaria para preguntar donde estaba un alumno y en ese momento ha llegado un repartidor de paqueteria que al verme se me ha quedado mirando y me ha dicho al ver el uniforme: ¿Tu eres cura?, en Secretaria se han partido de risa.

La cosa no ha terminado. Por la tarde, al volver de dar una charla, me he encontrado al salir del hospital con tres gitanos que con saludo efusivo desde la puerta me han gritado: Hola, Padre, ¿Como esta usted?, y es que el uniforme en vez de alejarme de la gente ha hecho que muchos vengan a verme aunque sea a escondidas.