Falleció su marido, sufrió un cáncer y en un accidente de coche perdió a uno de sus hijos. Dios cambia los planes pero no abandona a los que quiere.

Ursula, la mujer de Eduardo Gildemeister, contó su historia a One Billion Stories.

Artículo anterior¿Ejercicios espirituales en verano, una locura?
Artículo siguienteLa familia es lo Primero. Prince-Boateng