Son sólo 25 minutos de este impactante testimonio de Pilar Soto.

Una mujer que, humanamente lo tiene todo: fama, riqueza, belleza; hasta que lo pierde todo y…se encuentra con Jesús.

Artículo anteriorLa promesa de Clara a María.
Artículo siguientePara los que dudáis que hoy sigue habiendo Milagros.