¿Es moral el fichaje de Neymar?

No sabemos si al final el jugador de Barcelona pagara la famosa clausula de 222 millones de Euros y se irá al PSG. Pero, y si la pagara, ¿Es un bien moral?, habría que conocer todas las circunstancias para hacer una valoración moral del hecho pero se pueden hacer algunas apreciaciones.

Lo primero es que nadie duda que puede que este dentro de la legalidad del esta contratación, como otras que se efectúan en le mundo del fútbol, sin embargo no todo lo legal es moral y no son pocos los casos a lo largo de la historia en los que comportamientos legales han sido inmorales.

En segundo lugar, el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia señala en su número 341 que la actividad económica y financiera debe buscar un justo beneficio. Para más adelante añadir el mismo Compendio: La utilidad individual del agente económico, aunque legítima, no debe jamás convertirse en el único objetivo. Al lado de ésta, existe otra, igualmente fundamental y superior, la utilidad social, que debe procurarse no en contraste, sino en coherencia con la lógica de mercado. Cuando realiza las importantes funciones antes recordadas, el libre mercado se orienta al bien común y al desarrollo integral del hombre, mientras que la inversión de la relación entre medios y fines puede hacerlo degenerar en una institución inhumana y alienante, con repercusiones incontrolables.

En este sentido sería ideal que los Organismos Internacionales que gestionan el mundo del Fútbol realmente se ocuparan de que hay un verdadero Fair Play Financiero que no produzca una escalada de contrataciones con valor desmesurado. No hay que recordar que con esos 220 millones de Euros se podría cubrir toda la deuda externa de los países africanos en el año 2014.