Este vídeo responde a esta pregunta que publico la revista Forbes.

Artículo anterior¿Que pasa en el mundo del fútbol?
Artículo siguiente¿Se puede ser feliz a contracorriente?