Un año de la marcha de Carmen Hernández, iniciadora del Camino

Dentro de un mes se produce el primer aniversario de la marcha de Carmen Hernandez, Iniciadora del Camino Neocatecumenal, a la cada del Cielo. Pero, ¿Quien era Carmen?, aquí os dejamos un breve apunte biográfico desde su nacimiento hasta sus primeros descubrimientos vocacionales.

Carmen Hernández, nació el 29 de noviembre de 1936 en Olvega, (Soria). Pertenecía a una familia de empresarios. Los años de niñez y de juventud los pasó en Tudela (Navarra). Allí, estudió en el Colegio de monjas de la Compañía de María.

A los 15 años se trasladó a Madrid. Comenzó la licenciatura en Ciencias Químicas que terminó con 21 años. Desde la juventud había deseado marchar a las misiones así que cuando tuvo una oportunidad se fue a Javier dónde había nacido una nueva Fundación misionera que se llamaba «Misioneras de Cristo Jesús».

Este Instituto Misionero, al que se había incorporado Carmen, le animó primero a estudiar Teología en Valencia y después a pasar varios meses en Londres (1960-61) antes de viajar a la India donde estaba previsto que fuera destinada como misionera. Sin embargo por indicación del Instituto, antes de marchar a la India, tuvo que regresar a Barcelona.

En la ciudad condal, vivió en la calle Princesa, donde tenían una casa las Misioneras de Cristo Jesús. Allí, le comunicaron que, junto con otras chicas, no era admitida a profesar los votos perpetuos. En esa situación, conoció a Pedro Farnés Scherer que se había formado en el Instituto Litúrgico de París con Dom Botte y Bouyer y que enseñaba historia de la liturgia. Carmen deja el Instituto y con el apoyo del arzobispo de Valencia, Mons. Olaechea, se marcha a trabajar a las fábricas de hilaturas Casal y Pérez, y a vivir a unas barracas en Montjuic.