Tres días antes de que saliera este testimonio fallecía su protagonista que ha dejado aquí grabado la alegría de acudir al Sacramento de la Penitencia.

Seguro que Carlos desde el Cielo anima a muchos a que vayan al Sacramento de la Alegría.

Artículo anteriorLa santidad juvenil, posible y cotidiana.
Artículo siguienteMás de 200 legionarios reciben hoy un Sacramento de Iniciación Cristiana.