Desafío Ictus es el nombre del juego con acciones positivas y llenas de valor, creado por un grupo de jóvenes en respuesta al reto de la Ballena Azul, un peligroso juego que se difundió en diversos lugares del mundo y que empujó a algunos adolescentes al suicidio.

Artículo anteriorEn Medjugorje encontre la Paz. Testimonio de la hija de Carmen Posadas.
Artículo siguienteAcércate y estarán cerca