Gracias Mama porque aunque muchas veces me has dejado caer siempre has estado allí para levantarme.

Artículo anteriorSi tu eres joven hay una palabra que no puede estar en tu vocabulario: resignación
Artículo siguienteLos Escolapios no se marchan de Venezuela