Si hace unos días colgabamos en nuestra pagina web el testimonio de Ines Huete. Hoy queríamos que veáis que no es excepcional. Hay otras chicas y chicos que son muy alegres por entregar su vida a Dios.

Artículo anteriorSe acaba de estrenar el primer capitulo: Testigos de la Verdad
Artículo siguienteCinco euros si paras de tocar