Salir a la Calle

La Iglesia de Irlanda salió ayer a la calle. La iniciativa partio del Consejo Pastoral ciudadano del pequeño pueblo de Glenamaddy, donde el párroco de la iglesia de San Patricio, Paddy Mooney, administra cada año la Ceniza durante la misa de las 19.00 horas.

No obstante, desde las 08.00 horas, los feligreses que no pudieron asistir al servicio religioso tienen la opción de cumplir con el «miércoles de ceniza», que marca el comienzo de la Cuaresma, desde el confort del asiento de sus vehículos.

Las redes sociales se han llenado ya de vídeos y fotografías en las que se puede ver al padre Mooney imponiendo la ceniza en la frente de parroquianos, entre los que se cuentan ciclistas, motoristas y automovilistas.

El servicio dura apenas 30 segundos, pero para evitar atascos ante el templo, un grupo de voluntarios dirige el tráfico y otro administra también el rito si se forman colas y el cura no da a basto.

«Estudiamos la situación sobre el terreno y reconocimos que la gente, las familias están ocupadas todo el tiempo. Lo que queremos es interactuar con ellos dondequiera que se encuentren», ha explicado Mooney al periódico «Irish Catholic».

Asimismo, esta parroquia ha instalado en la pequeña carretera que da acceso a la iglesia una urna para que los conductores también puedan depositar en ella, desde sus vehículos, peticiones de oraciones durante toda la Cuaresma.

«La ponemos a la vista de la gente para ayudarles a que piensen en la Cuaresma, como un recordatorio», agregó el sacerdote.

Por momentos se hizo una fila de vehículos en las afueras de la Iglesia. (Foto: @UTV)