El Papa presenta «Evangelii Gaudium»: Nadie puede quedar excluido de la alegría del Señor

Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, fue el encargado de presentar ante los medios este martes 26 de noviembre la primera Exhortación Apostólica del Papa Francisco, un documento que suma dos llamados inseparables: la evangelización y la justicia social, construidas sobre la esperanza, la fe, la caridad y la alegría cristiana.

En ésta, el Santo Padre, con un lenguaje sencillo y claro, habla sobre la urgencia del anuncio del Evangelio de Cristo en el mundo actual, algo de lo que nadie puede quedar exento.

“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”. Estas son las palabras con las que el papa Francisco comienza su primera Exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio).

Los principales temas que el Papa Francisco toca en esta exhortación son los siguientes: La reforma de la Iglesia en salida misionera, Las tentaciones de los agentes pastorales, La Iglesia entendida como la totalidad del Pueblo de Dios que evangeliza, La homilía y su preparación, La inclusión social de los pobres, La paz y el diálogo social y Las motivaciones espirituales para la tarea misionera.

El Papa Francisco reafirma en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium la postura de la Iglesia a favor de los no nacidos y de rechazo del aborto, a la vez que pidió a los fieles hacer más por acompañar a las mujeres que recurrieron a esta práctica empujadas por situaciones duras como una violación o la pobreza extrema.

Zenit ha elaborado un resumen de la exhortación:

En ella el santo padre recoge los trabajos del Sínodo dedicado a “la nueva evangelización para la transmisión de la fe” celebrado del 7 al 28 de octubre de 2012 en el Vaticano. Un programa de pontificado, podríamos decir, ya que a lo largo de los 300 puntos que forman la exhortación, el pontífice habla de su visión de la Iglesia y del mundo, profundizando en ideas que ya ha anunciado durantes estos ocho meses. Francisco expresa su “sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación”.

Desde este enlace te puedes descargar en PDF la Exhortación Apostólica.