Cambiar el mundo

Rafa Nadal y los Ministros de Educación

Ayer, Rafael Nadal conquistó su 21 Gran Slams en el abierto de Australia. Por el momento, es el único tenista del mundo que ha conseguido una gesta tan imponente. Todo gracias a su tesón, esfuerzo, concentración y control personal, las valiosas ayudas en las que se apoyó.

Es su sentido de la disciplina, incorporada plenamente a su estilo de vida y de práctica deportiva, la que le ha colocado en lo más alto del deporte mundial.

Su vida, su biografía, deberá ser un punto de análisis para los últimos cinco u ocho ministros de Educación que ha tenido España. La señora Celaá entre otros, está invitada a tan laboriosa pero fructífera misión.

Señores ministros: No es dejando pasar de curso con asignaturas pendientes. No es dando el título de Bachiller a aquellos que no han aprobado íntegramente esos cursos. No es rebajando la disciplina personal como se consiguen excelentes estudiantes.

Nadal ha dejado claramente la receta de la excelencia: constancia, esfuerzo, concentración y autocontrol. Valores que los niños, adolescentes y jóvenes españoles pueden perfectamente conseguir. Una población enorme de chicos espera que toda la sociedad española, comenzando por las autoridades públicas y por los padres y docentes, les conduzcan a la verdad, que tiene un nombre: ser fieles a su deber, es decir, ser de verdad, de verdad, estudiantes. Para ello, proporciónenles una educación en valores.

Julio Gallego

Publicado en Buscando la Excelencia

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas