Noticias

«Descubrí mi vocación con 6 años, siendo monaguillo». Ángel López

“La vocación la descubrí siendo monaguillo en una Eucaristía con tan solo unos 6 años”. Expresa que durante la consagración levantó la mirada y contemplando el Cuerpo de Jesús, una pregunta inundó todo su corazón. “¿Y por qué no ser sacerdote?”. Así comienza el testimonio de Ángel López Olivero, un joven seminarista de 20 años, en la Diócesis de Sevilla.

Cuando se se preparaba para recibir el Sacramento de la Comunión, explica: “Sentía que el momento de la catequesis y la Eucaristía dominical llenaban por completo mi vida”. El día que recibió la Comunión, dice, “en ese momento mi vida se llenó de todo, sentía mi corazón y mi interior pleno junto al Señor”.

Con 11 años entró en el Seminario Menor. “Yo tenía muchas ganas de ir. Cuando llegué al Seminario y vi que jóvenes como yo eran felices yo también me llené de felicidad, y en el momento de la vigilia de ese mismo día, en la Exposición al Santísimo, haciendo oración, me di cuenta que mi felicidad no estaba en la natación, que era el deporte que practicaba, o en la música o en cualquier otra cosa, sino que la felicidad estaba junto al Señor”.

A los jóvenes que lean estas líneas y que se plantean, aunque vagamente, ofrecer su vida al servicio de Dios y de la Iglesia, “yo le diría que no tengan miedo porque con Cristo no se pierde nada, todo lo contrario, con el Señor lo encuentras todo”.

Tienes que leer este testimonio completo en Archidiócesis de Sevilla

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú