Cambiar el mundo

Semillas de paz

En un mundo que está en guerra seamos semillas de paz. Donde la providencia de Dios te ha sembrado, crece como signo de esperanza. Fortalece tus raíces en la fuente del amor que es capaz de nutrirte de lo necesario para hacer frente a la angustia, el miedo y la desesperación que se nos presenta en estos tiempos.

No te canses de hacer el bien, no hay nada que sea bueno que nuestro Padre del cielo no valore. Pequeños gestos, cargados de bondad, aunque parezcan insignificantes ante los hombres, ten por seguro que tienen eco en la eternidad.

Sé semilla de paz en casa. Abraza a los tuyos, habla bien a tu madre, a tu padre, trata bien a tus hermanos, no seas indiferente con el mendigo que te cruzas todos los días camino a la universidad. Reconoce su dignidad. Evita criticar, llama la atención con amor a quienes encuentres haciéndolo. Sé honesto en tus relaciones, se honesto con vos mismo. Busca vivir con autenticidad.

Trabaja por la paz, cada día. Sin cansancio. No naturalices los malos tratos, las burlas o los comentarios que lastimen tu dignidad o la de otros, porque esos otros son también tus hermanos, tu familia. Desconéctate del egoísmo que te hace creer que tu mundo es lo único que importa. Conéctate con la solidaridad que te hace levantar la mirada y te enseña a vivir en salida para servir a quienes más lo necesiten.

La paz comienza en el compromiso que nace al tomar conciencia del llamado que tenemos los jóvenes creyentes de ser semillas de las que florezca un tiempo nuevo. Basta de violencia, de muerte, de intereses que nos desarraigan de la humanidad.

Necesitamos ser cada día más humanos, ponernos en el lugar de quienes caminan a nuestro lado en este tiempo. De los que sufren, de los que lloran, de los que reclaman justicia, de los que mueren sin tener voz. Necesitamos parar, detenernos para ayudar a los que están al costado del camino. Necesitamos llevar la paz a las guerras que enfrentamos todos los días.

Seamos semillas de paz.

Amén

Claudia Enríquez

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú