Testimonios

«Dios es lindo, Dios es fiel»

Dios es lindo, Dios es fiel. No encontraba una mejor manera de iniciar y es que realmente yo no soy nada sin su amor, ni sin su misericordia. Mi nombre es Manuela Cano, soy de Medellín Colombia.

Realmente mi proceso con Dios se ha basado en un pensamiento y es : “Quiero cumplir su voluntad a cabalidad”, claro, soy humana y en múltiples ocasiones me he ido por las ramas, me he alejado de Él, pero en este proceso me he encontrado con un padre misericordioso que nos elige desde antes de nacer, que nos mira con ojos de un enamorado, que planea instruirnos en nuestro caminar diario.

Saben, soy humana, muy humana y en ocasiones se me hace tan difícil seguir a Dios, porque hacer su voluntad no es solo decirlo, es someterse también a las manos de ese alfarero que te lleva por caminos y te acompaña de personas que nunca pensaste conocer y es lindo, sabes por qué, porque todos somos instrumentos de su amor.

Es malo decir esto, pero yo creo en Dios por la relación de cercanía e instrucción que he logrado construir con Èl, en mi proceso me regaló la compañía de una santa hermosa y es Santa Teresita del Niño Jesús, ella que también fue muy pequeñita y que anhelaba en su ser hacer tantas cosas de la mano del amado.

En ocasiones me siento tan pequeña, sin fuerzas, sin ganas de vivir pero es allí donde entra su condición de amigo, donde me habla a través de un post en Instagram, un mensaje de un amigo, puesto que siempre que me veo mal que no sé con quien hablar le digo, Dios, por favor, envía un angelito que me escuche y como si nuestros deseos son órdenes llegan esas personas, siendo sus mensajeros de amor. Añado esto porque me siento débil y le digo, se lo comunicó a cada instante, pero también repito constantemente: “Que se haga tu voluntad y no la mìa, asì sea yo una llorona y te pida que me apartes el sufrimiento”.

El amor lo logra todo, también se pone en condición de confidente y nos permite vivir muchas locuras, hace poco tuve un viaje que me transformó la vida, todo el año le decía a mi familia que me iría, ellos no me creían, hasta que todo se dio en una semana, en una semana Dios empezó a obrar y no saben de qué manera. Cuando uno está lejos de casa y no tiene a un conocido cerca suceden muchas cosas y uno debe caminar pasito, muy pasito.

Allí en aquel lugar yo no contaba con buena conexión a internet, ni tenía una parroquia cerca, solo podía hablar con Él desde lo sencillo y con cumplir las tareas diarias, por muy duras que fueran me decía a mi ; “El que no trabaja, no come”, y es que Dios recibe todo ello, nos instruye para esos anhelos que tiene nuestro corazón y su voluntad.

Ciertamente pensé y aprendí mucho sobre la vida, también tuve la oportunidad de posteriormente compartir con personas lindas que me siguieron ayudando con mi fe, si bien nunca me he dejado del lado de Dios, no siempre he podido ser muy frecuente con Él en los sacramentos. Y así fue como mi vida dio un giro por completo.

Por favor, cuando se vayan a confesar pídanle con todo su corazón que sea Él mismo quién los confiese, no saben que lindo se siente hablar con Él, que te diga que te quiere y que eres valioso así no lo sientas de esa manera, es como abrazarte, abrirte los ojos y seguirte confirmando que eres su bello instrumento, así no lo creas, así te creas poco.

Y es que es el Señor quien pone en nuestros labios sus palabras, quien tiene palabras de vida y quien a pesar del pasar de los años sigue haciendo efectivas las palabras del evangelio, cuando vamos de Misión, Él obra grandemente allí, en esos lugares, en esos corazones, porque como el trabajador tiene derecho a su salario, así mismo llega la paz y la bendición a esos hogares que acogen a sus enviados.

Lo digo porque lo he experimentado a lo largo de las pocas o muchas misiones que he logrado hacer, todos somos bendición y ciertamente Dios se vale de todo, hasta de lo más mínimo, así que no te desanimes si te sientes solo y sin valor, está allí obrando en el silencio, ya verás las grandes obras que hará contigo.

Gracias por estar perseverando en su amor, no olviden sonreír y tener fe, así no te brinde respuestas instantáneas.

Manuela Cano

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú