Entrevistas

La fe, si no es vivida, difícilmente contagia. Entrevista a Ana María Medina

Hoy tenemos la gran suerte de poder entrevistar a Ana Medina, doctora pro la Universidad de Málaga y periodista de 13TV y la Cadena Cope, que acaba de publicar un libro de poesía y espiritualidad llamado “Vagón Silencio”

Lo primero, Ana, ¿Cómo es que nació tu vocación por el periodismo y, en concreto, por la información religiosa?

Siempre he sentido que mi vocación era comunicar. Ya de pequeña me echaban de clase por “habladora” (ríe) y desde muy pequeña escribía relatos, cuentos, novelas. Eso me hizo decidirme por el periodismo. Y siempre he sentido la semilla de la fe creciendo en mí, desde que mis padres la plantaran y regaran con mucho mimo. Aunar esas dos vocaciones fue la oportunidad que me brindó la profesión puesta al servicio de la Iglesia y del anuncio del Reino. Mi familia, además, es mi gran apoyo.

Ana, hace unas semanas en el Instagram de Jóvenes Católicos (JC) lanzamos la pregunta de si la Iglesia hoy conectaba con la gente joven. Un 70% decía que sí y un 30% que no. Los medios de comunicación son muy importantes para la gente joven ¿Qué le falta a la Iglesia para llegar a esos descontentos?

Se va caminando para trasladar al lenguaje y a la cultura actual el mensaje de Jesús. Me parece muy bueno que el 70% diga que sí que conecta. Significa que vamos por buen camino. Aún queda mucho por andar, pero se van dando pasos. Un ejemplo son las plataformas digitales, donde también vosotros echáis las “redes”.

En tu trabajo te habrás encontrado con el problema de cómo comunicar hoy la Fe ¿Cuáles son hoy, para ti, los retos y desafíos de la comunicación en la Iglesia?

La fe, si no es vivida, difícilmente contagia y apasiona. En el momento actual, evangeliza mucho más el testimonio de quien se ha encontrado con Cristo y vive conforme a ese encuentro que documentos y documentos sin “carne”. Cristo es la Palabra encarnada. Y nosotros tenemos que hacer lo mismo. Creo mucho en la unión de gotas que, juntas, suman un océano. Me parece que el camino va por ahí. Ser apóstoles cada uno desde lo que somos, poniendo al servicio los talentos que tenemos. Se me viene a la cabeza el ejemplo de mi querida Paula Vega @llamameyumi19 en Twitter. Ella actualiza algo tan grande como la Teología mediante pequeños mensajes y vídeos que llegan a mucha gente.

Muchos jóvenes al leer alguna noticia de la Iglesia, sobre todo en los nuevos medios de comunicación, se desconciertan ¿Cuál es el papel hoy del mundo digital y qué opinas de los blogs que hay en el mundo digital?

Creemos que la gente conoce a la Iglesia, pero estamos muy equivocados. Para muchos es la gran desconocida, peor aún, tienen grandes prejuicios en contra de ella, se niegan siquiera a plantearse una mirada neutral. El mundo digital es el areópago del siglo XXI. Tenemos que estar aquí, tenemos que aportar lo que somos, lo que creemos y vivimos, ser testigos en este mundo digital, como el fermento en la masa. No es algo “opcional”. La presencia cristiana en las redes es muy necesaria y el fruto es grandísimo, como la pesca milagrosa. Lo que conozco del mundo de los blogs, que es poco, me parece también una herramienta valiosa. El problema de todas estas plataformas es la dificultad para distinguir el trigo de la cizaña. Eso, cada cual tiene que discernirlo: si me hace estar más cerca de Dios y de los hermanos, si me hace crecer en amor, o si por el contrario me altera y acrecienta las diferencias, encerrándome en un bucle de división y disgusto.

¿Crees que se puede evangelizar sin Fe?

Creo que el Espíritu Santo se sirve de muchas situaciones y personas para llegar a nosotros. Obviamente damos testimonio de aquello que vivimos, y si no tenemos fe, y lo más importante, amor, somos “como una campana desafinada”, que aturde pero no anuncia. Pero también estoy convencida de que Dios sopla en el interior de toda persona, y que muchas veces, sin saberlo, actuamos movidos por la fe, y nuestra acción evangeliza.

Acabas de publicar Vagón Silencio: oraciones desde el tren ¿Qué has querido reflejar en el libro?

Es mi primer libro, y reúne las oraciones hechas poesía nacidas bajo el hashtag #oracionesdesdeeltren, que empecé a escribir con motivo de mis viajes por trabajo a Madrid. Reflejan el diálogo íntimo y cotidiano con Dios, y son una invitación a que cada uno se sienta reflejado en sus versos para ahondar en su propia interioridad.

Como especialista en comunicación nos gustaría, al final, que nos dieras algún consejo para que Jóvenes Católicos fuera un buen instrumento para la Evangelización.

No tengáis miedo a poner toda la carne en el asador. Vuestro testimonio como jóvenes será la mayor herramienta de evangelización. Sed como sois, sed jóvenes completamente actuales, pero completamente enamorados de Cristo.

Terminamos ya, Ana, de verdad que valoramos el trabajo que muchos de vosotros hacéis para difundir la verdad del evangelio y esperamos que, de algún modo, podamos colaborar con vosotros en la difusión de la Verdad.

Gracias a vosotros por hacerme un hueco en jóvenes católicos. Ha sido un auténtico gustazo compartir con vosotros.

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú