Videos

¿Por qué es inmoral la inseminación artificial? Lo explica Obispo Munilla

Estas técnicas disocian la procreación del acto conyugal con el que los esposos se entregan mutuamente, instaurando un dominio de la técnica sobre el origen y el destino de la persona humana. Dios ha querido que el hombre nazca y llegue al mundo en un acto de amor, no a través de fábricas. Por eso, estas opciones artificiales para buscar los hijos -que son un don, no un derecho- son pecados, ya que van en contra del escenario del amor conyugal en el que Dios ha querido que se transmita la vida.

Escucha en el siguiente vídeo la explicación de Mons. Munilla y que nos ofrece Mater Mundi

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú