Noticias

La foto le cambió la vida

«No disparen a los niños». La hermana Ann Rose Nu Tawng se arrodilla en el suelo, abre los brazos en cruz y suplica a las fuerzas de seguridad birmanas. Casi un año después de que fuera inmortalizada en una emblemática fotografía, esta religiosa aún tiembla al recordar ese día en que cree que Dios la salvó.

Según ha recogido Metro Libre, desde entonces ha sido detenida varias veces por las fuerzas de seguridad, que han tomado fotos de ella y le han revisado el teléfono. Aunque no está implicada en política, teme ir sola por la calle. «Ya no tengo libertad», lamenta.

Pero aquel día no pudo evitar interponerse entre los manifestantes y los soldados. «Creo que Dios me dio coraje (…) Yo nunca hubiera sido tan valiente para hacer eso».

Puedes leer esta noticia completa y la foto de la religiosa arrodillada en Metro Libre

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú