La ELA fue determinante en su relación con Dios

0
141

Águeda no tenía ningún trato personal con Dios, pese a haber nacido y crecido con los valores y costumbres tradicionales de la religión católica. «No tenía argumentos fuertes ni para defenderla, ni para vivirla». «Mi corazón era muy permeable a todo lo que el mundo me podía proponer. En una época en la que surgían cuestiones morales críticas como el divorcio, el aborto, los anticonceptivos, etc., «sabía por mi formación que estaban mal, pero yo iba abriendo la puerta. Iban ocupando un espacio que pertenecía a Dios».

Conoció a Alejandro y se casaron después de un largo noviazgo. Ella empezó a vivir con gran tristeza en su matrimonio…

Testimonio ofrecido por Mater Mundi TV