El buscador

0
111

El ser humano es un ser que busca. Siempre vive en la actitud de la necesidad de buscar algo más. Busca una realidad más grande, algo que le llene más, que le proporcione felicidad y bienestar.

No quiere saber muchas cosas, pero sí quiere saber lo esencial. Es una aventura que le dura toda la vida.

Quiere saber más de Dios. Que es lo más propio de Dios y de su esencia. Quiere conocerse mejor así mismo. Quiere conocer el misterio del error y del pecado.

Quiere saber más de otro ser humano con el que busca un “encuentro”, para caminar juntos en sincera amistad.

Quiere conocer cuáles son las convicciones fundamentales que debe adquirir todo hombre, toda mujer.

Quiere conocer más y mejor cuál es el sentido del dolor, de la contrariedad, de la adversidad.

El ser humano es por lo tanto un individuo en permanente actitud de reflexión. Y para que esa reflexión sea acertada, necesita estar abierto a la escucha, a la observación, a ver, al silencio y a la contemplación.

Su destino es crecer; su deseo mejorar; su anhelo acertar; su futuro soñar.

Publicado por Julio Gallego Codes en Buscando la excelencia