Noticias

Un retiro de Emaús le rescató del alcohol y las drogas y le devolvió la fe

Pedro Arranz, a sus 60 años, recuerda haber tenido una infancia feliz, «sin ningún mal trago». «Mi familia practicaba la fe, fui a un colegio de monjas y después pasé por un colegio privado en el que tenía religión, pero no me enteraba de nada». La movida madrileña le arrastró a las drogas y el alcohol.

El túnel de Guadarrama del AVE o el puente gaditano de «La Pepa» (el mayor de España) son algunos de los grandes proyectos de ingeniería y topografía en los que Pedro colaboró y dirigió.

Descubre su historia en «Cambio de Agujas», un programa de HM Televisión.

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú