Ser Hijo de Dios [Meditaciones de Navidad]

0
113

La imagen la contemplamos en el Huerto de Getsemaní cuando, de manera gráfica vemos su itinerancia y aceptación de sí, ser el Hijo de Dios: no he venido hacer mi voluntad, sino la de mi Padre-Dios ¿La razón? Jesús confía en el Padre. Se sabe, no abandonado por el Padre, sino amado por Él y Jesús se abandona en el Padre por el amor donado de su Padre-Dios