¿Qué nos ha enseñado este año?

0
123

«Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz» (Nm 6,24-25)

Termina un año como las hojas caen de los árboles por la presagiosa memoria del tiempo, ¿Qué nos ha enseñado este año?

A las personas, amigos, familia, que tanto bien me habéis hecho durante este año, los que desde la gratitud habéis puesto vuestra vida en mi camino, en esa Epifanía de batallas que bautiza nuestras esperanzas ciertas de una civilización del amor.

Quiero darte las gracias por ayudarme, comprenderme y consolarme, ¿De qué se trata? De vivir apasionadamente entregando nuestra vida, con una mirada agradecida, lejos del egoísmo que invade la idolatría del yo, ahí donde buscamos las muertes que hay en nuestro rostro.

Me acuerdo de los que ya no están con nosotros, peregrinaron en esta tierra poblando la bondad y el amor. Gracias a aquéllos que tanto me enseñaron, especialmente a mis padres.

Como nos dijo el Papa Francisco en la Eucaristía de la Natividad del Señor: “La vida es una peregrinación”

Que en este año que comienza seamos buscadores de la verdad. Dios ha querido que siga caminando en esta tierra bajo la protección de la Bienaventurada Virgen María, que Ella, como mediadora de toda las gracias, siga acogiendo y acompañado a los enfermos.

“Solo si tenemos a Dios en el corazón estamos en grado de reconocer en la cara del otro a un hermano en humanidad, no un medio sino un fin, no un rival o un enemigo, sino otro yo, un detalle del infinito misterio del ser humano” Papa Benedicto XVI

Feliz, Santo y Bienaventurado Año del Señor

Cristo, ayer, hoy y siempre.

Suyos son el tiempo y la eternidad.

A Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

Alberto Diago Santos