Rincón de Pensar

¿Somos mejores?

Han pasado ya muchos meses desde que nos encerramos en casa y se declaró la Pandemia. En este tiempo hemos visto gestos heroicos y comportamientos ejemplares. En un primer momento salíamos a los balcones y cantábamos Resistiré. Desgraciadamente han sido pocos.

Hoy han llegado las vacunas, los test máximos, pero la Pandemia persiste y si, en un primer momento, pensábamos que su temporalidad iba a ser momentánea hoy convive con nosotros: ¿Qué ha supuesto? Y ¿Qué supone?

Pienso que la Pandemia era y es una oportunidad para mostrar qué es el hombre. Su verdadera humanidad: ser solidario, hospitalario, acogedor. Sin embargo, sería ser ciego en el mundo de los invidentes, si no afirmara que la Pandemia no ha mejorado a muchos de nosotros, seguimos con el egoísmo que sólo busca que yo no me infecte y siento que le hayan ocurrido a los demás.

Sin embargo tenemos una verdadera oportunidad de hacer mejor al hombre. De hecho, ante grandes catástrofes en el hombre ha creído en sí mismo y de la vulnerabilidad ha salido fortalecido.

Realmente no hay que hacer cosas extraordinarias, sino vivir la solidaridad de forma heroica en lo cotidiano: una llamada de teléfono a un enfermo, un pequeño donativo de navidad a un necesitado, pararse por la calle a hablar con un compañero de trabajo. Cada uno vera que puede hacer para mejorar su entorno.

La Pandemia no es solo una desgracia, que lo es, sino una oportunidad de darse a los demás.

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú