«Pero qué bonita eres», el proyecto de Anita para un brazo biomecánico

0
190

Me llamo Ana Ortiz Garcia-Atance, bueno, todo el mundo me llama Anita y tengo 14 años.

Nací sin la mano izquierda. En el embarazo a mi madre no se lo detectaron y se enteró en el momento del parto. Por aquel entonces mi madre trabajaba haciendo joyas como un trabajo extra, pero realmente hasta que no nací yo, no creó la firma.

Mi madre siempre me decía: pero qué bonita eres Anita

Y de esa frase surgió el nombre de su línea de joyas la cual registró y trabajo durante unos años. Por circunstancias de la vida tuvo que cerrar la empresa. Un día pensando en cómo mejoraría la calidad de vida y las pequeñas teclas que me van saliendo con el crecimiento si tuviera una mano biomecánica y otras adaptaciones, miramos precios, pero era inalcanzable. Somos tres hermanos y para mi madre es impensable ahorrar para tanta cantidad. Entonces se me ocurrió la idea de hacer las joyas con su ayuda y así poder venderlas para recaudar el dinero necesario

Cosas tan sencillas cómo pelar una manzana y no llevarme la mitad o hacerme un corte en el bracito, cómo cortar un filete, sujetar un folio para recortarlo o barrer o fregar que para cualquier persona es muy fácil, para mi es un mundo y más que nada el tiempo que pierdo por mi cabezonería en conseguirlo, jajaja.

En resumen, mi proyecto trata ahorrar trabajando mucho con la ayuda de mi madre, y vender mis joyas para conseguir todas las adaptaciones que una persona con mi minusvalía necesita. Y que piensen que detrás de este trabajo hay un gran esfuerzo (sobre todo cuando se me escapa la pulsera y tengo que recoger todas las piedrecitas o perlitas del suelo… una locura 😋

Estas son mis redes sociales donde intento dar a conocer mi proyecto:

Página web: pero qué bonita eres

Instagram: pero qué bonita eres