Belén: el momento [Meditaciones de Navidad]

0
129

Al detenernos en el momento del nacimiento nos damos cuenta que ese instante todo cambia. Ha llegado la plenitud de los tiempos y eso provoca perplejidad y asombro porque es el momento en el que ha entrado Dios en el mundo; el momento del cumplimiento de la promesa: estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.