«Alguien distante». Dorothy Whipple

0
69

Novela costumbrista sobre la vida cotidiana de una familia inglesa, de clase media. Ambientada en torno a los años 50, la acción se desarrolla principalmente en un pueblo cerca de Londres, junto con otros capítulos que tienen lugar en un pueblecito francés, del que procede ese “alguien distante” que da título a la obra. En definitiva, son dos lugares modelo de la vida provinciana, donde todo el mundo se conoce, personajes ligados siempre a los mismos círculos por su clase social, con unas pautas muy marcadas por la rutina y por el qué dirán. Así, el matrimonio North y sus dos hijos maravillosos llevan una vida feliz y metódica, una existencia idílica: él, Avery, un atractivo editor de libros; ella, Ellen, un ama de casa dedicada a su familia y al jardín. Hasta que aparece Louise, tan distante, tan lejana, y consigue que la situación cambie radicalmente.

La familia feliz se rompe a causa del adulterio y todos se convierten en víctimas: los padres y los hijos, marcados por el divorcio y por la situación de desamparo en que desembocará la separación. El lector, que ya ha conocido en los primeros capítulos, el carácter y la personalidad de Louise a través de la relación con sus padres y su antiguo novio, se hará cargo rápidamente del futuro desastre. Así pues, una trama sencilla, con pocos giros, en la que, como dice el refrán, “en el pecado lleva la penitencia”, y esto es lo que le va a suceder finalmente al protagonista de la novela.

Narrada en tercera persona omnisciente, la autora logra un magnífico retrato psicológico de cada uno de los personajes, de sus pensamientos y de sus sentimientos más profundos, que conmueven por su sinceridad en todos los casos. Con una prosa sencilla y un hilo narrativo lineal, no deja de sorprender el final inesperado lleno de fe y confianza.

Reseña de Ana María Díaz Barranco para Club del lector