El venerable Jérôme Lejeune, en defensa de los más débiles

0
81

Hace escasas fechas, celebrábamos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Quisiéramos hoy, de entre éstas, traer a colación a aquellas que tienen Síndrome de Down (cada vez se les deja nacer menos) o discapacidad intelectual por anomalías genéticas.

El profesor y doctor Jérôme Lejeune, que, entre otras cosas, descubrió la trisomía 21, entregó su vida a investigar, atender como médico y defender a estas personas. Se volcó en la defensa de su vida y en lograr, al menos, mejorar progresivamente la calidad de ésta.

Probablemente esta defensa pública y expresa de la vida de los más frágiles y desvalidos le privó del Premio Nobel. Pero siempre antepuso su conciencia y su condición de médico a cualquier galardón.

El profesor Lejeune, científico, católico y humanista, subrayaba públicamente: “La calidad de una civilización se mide por el respeto que le profesa al más débil de sus miembros. No hay otro criterio para juzgarla”.

Y con respecto al tratamiento de sus “hijitos”, advertía: “Encontraremos una solución, es imposible no encontrar una. El esfuerzo intelectual necesario es mucho menor que el requerido para llevar al hombre a la Luna”.

En 1994, el profesor Lejeune fue nombrado primer Presidente vitalicio de la Academia Pontificia para la Vida, por parte de San Juan Pablo II. A ambos les unía un gran afecto; precisamente el 13 de mayo de 1981, día en que el entonces Papa sufrió el atentado, habían comido juntos.

El profesor Lejeune falleció en París el 3 de abril de 1994. El 28 de junio de 2007 comenzó su causa de beatificación y canonización.

Desde el 21 de enero pasado, con sus virtudes heroicas en vida reconocidas, fue declarado venerable. Con la aprobación de un milagro, a intercesión suya, sería declarado beato.

En la actualidad, la Fundación Jérôme Lejeune en España continúa su labor de defensa, cuidado e investigación en favor de las personas con Síndrome Down o discapacidad intelectual por otra alteración genética. Puedes seguir la actividad de la Fundación en sus cuentas de Instagram, Facebook o Twitter. Os animamos a seguirla y difundirla en las redes.

Mucho más a encomendarse a su intercesión y apoyar y difundir la labor del profesor Jérôme Lejeune.

La Fundación tiene su origen en Francia y, además de en estos dos países europeos, está en EEUU y en La Argentina.

Marienma Posadas