Un ateo que se opone al aborto

0
34

Charles C.W. Cooke, licenciado en Historia y Política Moderna por la Universidad de Oxford y colaborador del New York Times o el Washington Post, entre otros, en un reciente artículo da cuenta de sus motivaciones antiabortistas al tiempo que se declara ateo y alejado de toda perspectiva religiosa.

Religión en Libertad ha recogido este testimonio donde Cooke afirma que no cree en el cielo, ni en el infierno, ni en el alma, ni en los milagros, ni en el poder de la oración de intercesión, ni tampoco en Dios.

En lo que a mí respecta, ha dicho, el argumento principal contra el aborto no presupone ni se basa en la existencia de Dios, sino que sostiene simplemente que el aborto implica el asesinato de un ser humano inocente, y que el asesinato de seres humanos inocentes está mal.

«Es algo horrible de reconocer, pero debemos reconocerlo, que, desde que el aborto se hizo fácilmente accesible, hemos eliminado a millones y millones de seres humanos individuales, cada uno con sus propias debilidades, defectos, talentos y dones, y que lo hemos hecho en nombre de la conveniencia, y sobre una concepción falsa de lo que constituye, y no constituye, un «derecho»».

Puedes leer este testimonio completo en Religión en Libertad