«No puedo recular en mi fe, porque eso sería dar la espalda a Dios»

0
51

David Montes Calvo es el líder del grupo Ultreya Jóvenes Virgen del Camino del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Participante en el Sínodo, ha manifestado a Diócesis de Córdoba que «a través del Movimiento de Cursillos y del Sínodo he descubierto una realidad mucho más rica e interesante. He descubierto a verdaderos amigos que están dispuestos a ayudarme a crecer en mi fe y que son muy importantes en mí día a día. Nuestro grupo va más allá de la reunión de los miércoles, porque nos preocupamos diariamente los unos de los otros.»

«El Sínodo me ha aportado un camino para encontrarme con Dios, una vía para expresar mis dudas de fe y cómo poder resolverlas. Soy consciente de que no es la única manera de conectar con Dios, pero a mí, hoy por hoy, me sirve. Durante mucho tiempo he escondido mi fe por miedo al qué dirán. EL Sínodo me ha dado la fuerza suficiente como para reafirmarme públicamente en mi fe, siento que no puedo recular en mi fe, porque eso sería dar la espalda a Dios. Me ha enseñado que debo hablar con quien me quiere escuchar y dar testimonio de mi fe con mis actos a quien no me quiera escuchar. No hace falta decir que soy cristiano si me comporto como tal.»

Puedes leer este testimonio completo en Diócesis de Córdoba