El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sin respetar el derecho humano de todos los ciudadanos a profesar su fe y ejercer su libertad de expresión, ha condenado a un par de cardenales, así como a un obispo y dos sacerdotes, sólo porque hablaron a favor de la defensa de la vida y llamaron a que la gente pensara bien el sentido de su voto.

La Gaceta, que ha recogido esta noticia, también transcribe lo ha dicho por el alto tribunal: «transgredieron los principios constitucionales de separación Iglesia-Estado y equidad e igualdad en la contienda por la difusión de videos en el marco del proceso electoral federal 2020-2021, a través de diversos perfiles y canales de Facebook, Twitter y YouTube».

«No se respeta la función de la Iglesia, ni la libertad de expresión», declaró uno de ellos a La Gaceta de la Iberosfera.

La argumentación no puede ser más increíble: El TEPJF expone que “quienes emitieron los mensajes son personas con una prohibición constitucional expresa, dada su calidad de ministros de culto religioso, por lo que, al tener influencia relevante sobre quienes profesan el credo católico, estaban impedidos para emitir su posicionamiento respecto a la contienda electora”.

Puedes leer esta noticia completa en La Gaceta de la Iberosfera

Artículo anterior¿Pueden las instituciones objetar en conciencia?
Artículo siguiente¡Baila y déjate de historias!