Manuel Álvarez, doctor especializado en medicina psicosomática, bético, católico, habla con sencillez y sabiduría, y siempre con una sonrisa en la boca. El Diario de Sevilla lo ha entrevistado sobre la vocación, el estrés de esta vida, la felicidad, la muerte…

«Ah, amigo, la muerte nos amarga a todos un poco la vida, ¿verdad? La única manera de enfrentarse a ella es con la plena aceptación de la misma, como cuando aceptamos que tenemos dos manos en vez de tres. Una paciente que tenía una angustia tremenda con ese tema llegó un día y me dijo que lo había resuelto con “los tres sentidos”: el sentido común, el sentido sobrenatural y el sentido del humor. A mí me da resultado».

«La espiritualidad, independientemente de la religión que sea, ayuda a digerir mucho las cosas».

«Hay una canción de Vinicius de Moraes que dice que “la vida es el arte del encuentro”. Con el primero que hay que tener arte para encontrarse es con uno mismo. Después, con los demás. El primero de todos, Dios. Y esto vale para todos lo que pasa es que los creyentes son los que lo aprovechan».

Te recomiendo que leas la entrevista completa en el Diario de Sevilla

Artículo anteriorPedro, Olatz y sus hijos forman una familia increíble y luchadora
Artículo siguienteHemos entrevistado a Juan Manuel Cotelo